Seguridad del trabajador durante la limpieza y recuperación de los huracanes Irma, Harvey y María

Todos los trabajadores tienen el derecho a un lugar de trabajo seguro, incluso después de desastres naturales como huracanes. La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) requiere a los empleadores que proporcionen a sus empleados condiciones de trabajo seguras. Los trabajadores que participan en las operaciones de limpieza después de un huracán enfrentan riesgos graves a su salud y seguridad. Por lo tanto, es importante que todas las personas involucradas en las operaciones de limpieza sean conscientes de los daños que pueden encontrar y comprendan las protecciones que deberían tomar. También es importante que los trabajadores sepan sus derechos. Esta hoja informativa brinda un resumen de los peligros que los trabajadores pueden enfrentar durante las operaciones de limpieza después de un huracán, e información acerca de los derechos de los trabajadores bajo la Ley de Salud y Seguridad Ocupacional y la ley de indemnización laboral.

Peligros potenciales para el trabajador durante la limpieza y recuperación después de un huracán

Moho

Edificios que se han inundado frecuentemente tienen moho. El moho crece en superficies húmedas y mojadas, y puede crear un peligro para su salud. El moho produce toxinas y puede causar infecciones y síntomas de alergia. Los trabajadores que participan en operaciones de limpieza u otro tipo de trabajo de construcción en áreas contaminadas con moho tienen que usar como mínimo un respirador N-95 desechable aprobado por NIOSH. Para los trabajadores dedicados a remover el moho hay requisitos de protección más estrictos, como el uso de ropa desechable, guantes largos, gafas y un respirador con mayor nivel de protección. Vea la hoja informativa de OSHA sobre el moho en la sección de recursos adicionales para obtener más información sobre las protecciones requeridas para trabajadores que se dedican a quitar moho.

Aguas de inundación

Las aguas de inundación se mezclan con aguas residuales no tratadas que pueden contener bacterias peligrosas. También puedan contener productos químicos peligrosos para uso agrícola e industrial. Todos los trabajadores que participan en la limpieza de áreas contaminadas por la inundación tienen que estar al día con sus vacunas contra el tétano. Si los trabajadores están en un edificio o área inundada, tienen que usar botas impermeables, guantes de látex o goma, y otra ropa de protección necesaria para evitar el contacto de la piel con aguas de inundación. Es fundamental practicar medidas higiénicas para prevenir enfermedades debido al contacto con artículos contaminados en aguas de inundación. Es importante que los trabajadores se laven las manos con agua y jabón después de realizar actividades de limpieza después de una inundación, y antes de preparar o comer comida.

Daño estructural

La fuerza del huracán puede haber causado daño estructural en edificios, lo cual puede crear un riesgo grave de lesión o muerte. Los trabajadores que estén realizando tareas en edificios con daño estructural tienen que usar cascos y gafas de seguridad. Antes de realizar trabajos en edificios con daño estructural, se debe inspeccionar el edificio para verificar que sea seguro. Si hay olor a gas natural, se debe evacuar el lugar de trabajo, y no se debe permitir el ingreso a las áreas de trabajo hasta que el empleador certifique que la fuente de gas ha sido cortada y el área esté bien ventilada.

Peligro eléctrico

Si hay líneas de electricidad caídas, suponga siempre que están energizadas.  OSHA requiere que los trabajadores conserven una distancia de al menos diez pies de todas las líneas caídas, y que el empleador estabilice y marque claramente la zona de peligro alrededor de las líneas caídas. Solo se pueden usar trabajadores capacitados y equipados adecuadamente para reparar cables eléctricos.

Protección contra caídas y áreas abiertas en el piso

OSHA requiere que se proporcione a los trabajadores que trabajan en techos, o superficies que están a más de seis pies de altura, sistemas de protección contra caídas, como arneses de seguridad y cables de seguridad montados en puntos de anclaje seguros. Además de sistemas de protección contra caídas, todas las áreas abiertas en los pisos se tienen que proteger o cubrir. Vea la sección sobre recursos adicionales más abajo para obtener información sobre los requisitos de protección contra caídas de OSHA.

Pisos mojados

Las superficies resbalosas o desparejas pueden causar lesiones graves. Los empleadores tienen que mantener los pisos tan limpios y secos como sea posible.

Espacios confinados

Los trabajadores pueden encontrar espacios en edificios, viviendas u otras áreas con medios de acceso limitados y que presentan peligros de sofoco. Estos espacios pueden tener deficiencia de oxígeno y/o gases tóxicos o combustibles. Estos espacios no están diseñados para ser ocupados en forma permanente, y cualquier trabajo en dicho espacio puede requerir capacitación especial, medición del nivel de oxígeno y gases tóxicos, y un permiso. Vea la sección sobre recursos adicionales para obtener más información.

Seguridad en las zanjas

El trabajo en zanjas (trincheras) puede ser mortal: En 2016, murieron casi dos trabajadores por mes en zanjas inseguras. La amenaza más grande es el derrumbe. OSHA lo dice claramente: “Una yarda cúbica de tierra puede pesar tanto como un carro. Una zanja sin protección es una tumba anticipada. Nunca ingrese en una zanja sin protección”. Para proteger a los trabajadores, OSHA requiere que todas las zanjas de cinco pies de profundidad o más tengan un sistema de protección, como una caja de zanja, pantallas protectoras, refuerzos o pendientes para prevenir los derrumbes. Además, todas las zanjas de cuatro pies de profundidad o más tienen que tener una escala u otra manera segura para que los trabajadores salgan de la trinchera. Vea la hoja informativa de OSHA sobre la seguridad en las zanjas en la sección sobre recursos adicionales.

Generadores portátiles

Los generadores portátiles pueden ser peligrosos e incluso mortales, y solo se deben usar en áreas bien ventiladas. No se deben usar dentro de una casa o en un espacio confinado como un garaje, ya que el monóxido de carbono que se produce con los gases de escape puede causar lesiones graves o la muerte. Los generadores portátiles que no se usan en forma adecuada pueden causar incendios o exponer a los trabajadores a descargas eléctricas, electrocución o pérdida auditiva.

Amianto y sílices

El amianto es una fibra extremadamente peligrosa que puede estar presente en edificios viejos, en forma de aislamiento de sistemas térmicos o para envolver tuberías. La exposición al amianto puede causar enfermedad pulmonar crónica y cáncer. Si hay aislamiento presente en un edificio, los trabajadores deberían preguntar inmediatamente si contiene amianto. En ese caso, el empleador tiene que proporcionar a los trabajadores equipos de protección específicos, tal como se indica en la norma sobre amianto de OSHA, como el suministro y uso de un respirador adecuado, ropa de protección y capacitación. Tiene que tener todas estas protecciones para poder realizar cualquier tarea en presencia de amianto. Vea la sección sobre recursos adicionales para obtener más información sobre las protecciones requeridas para trabajar con amianto.

Los trabajadores que cortan cemento o ladrillos pueden quedar expuestos a polvo de sílice, que puede ser mortal. Los empleadores tienen que cumplir con los requisitos de la norma de OSHA sobre sílices, como el suministro y uso de respiradores o el uso de equipos para corte húmedo que reducen el polvo. Vea la sección sobre recursos adicionales para obtener más información.

Sitios químicos tóxicos

Solo los trabajadores altamente capacitados con equipo de protección personal apropiado pueden limpiar productos químicos tóxicos, desperdicios peligrosos o moho.

Derechos de los trabajadores

Todos los trabajadores tienen el derecho a un lugar de trabajo seguro y el derecho a expresar inquietudes sobre seguridad a su empleador. Los trabajadores también tienen el derecho de solicitar una inspección de OSHA si creen que existen peligros graves para su salud y seguridad, o que su empleador no está cumpliendo con las normas de OSHA. Las quejas se pueden presentar en línea, por correo o al llamar a la oficina regional o de área más cercana de OSHA (1-800-321-OSHA). Las quejas firmadas por trabajadores o un representante (organizador de un centro de trabajadores, clero o sindicato, por ejemplo) tienen mayor probabilidad de resultar en una inspección de planta. OSHA puede mantener confidencial el nombre del trabajador que presentó la queja, bajo pedido. Si necesita ayuda para presentar una queja ante OSHA, comuníquese con un centro de trabajadores de la zona. Vea la sección sobre recursos adicionales para obtener más información.

Nota: Bajo la ley OSHA, es ilegal que los empleadores tomen represalias contra los trabajadores por elevar una inquietud de seguridad, reportar una lesión o presentar una queja ante OSHA. Si un empleador toma represalias contra un trabajador por ejercer cualquiera de sus derechos bajo la ley, comuníquese con OSHA inmediatamente.  Las quejas por represalia se tienen que presentar ante OSHA dentro de 30 días de ocurrido el incidente alegado. Para comunicarse con OSHA, llame al 1-800-321-OSHA (6742).

Si un trabajador sufre una lesión en el trabajo, sus facturas médicas y una porción de los sueldos perdidos deberían ser cubiertos por la indemnización laboral (llamado Workers’ Compensation en inglés) de su estado. Esta indemnización laboral es un sistema administrado por el estado donde empleadores cubiertos se autoaseguran o compran un seguro para brindar beneficios a los trabajadores. En Florida y Puerto Rico, casi todos los empleadores están obligados a tener cobertura de seguro de indemnización laboral. En Texas, los empleadores no están obligados a tener la indemnización laboral (si bien muchos empleadores lo tienen). Por lo tanto, en Texas, si un empleador decidió no comprar un seguro de compensación del trabajador, los trabajadores tendrán que consultar con un abogado y obtener compensación presentando una demanda al empleador. Si necesita ayuda para encontrar un abogado, comuníquese con un centro de trabajadores de su zona.

Las leyes de indemnización laboral de Texas, Florida y Puerto Rico prohíben represalias o discriminación por presentar un reclamo de compensación del trabajador. Además, OSHA protege el derecho de los trabajadores lesionados a reportar una lesión a su empleador. Si un trabajador sufre represalias por presentar un reclamo de una lesión, presente una queja por discriminación ante la junta de indemnización laboral de su zona y una queja ante OSHA cuando apenas se entere de la represalia (vea la información anterior). Vea los recursos adicionales para obtener un enlace con las leyes y la administración de indemnización laboral del estado.

Centros de trabajadores:

Texas

Fe y Justicia Worker Center
1805 W. Alabama St., Houston, TX 77098
(713) 862-8222
www.houstonworkers.org

Workers Defense Project
2506 Sutherland St., Houston, TX 77023
(832) 998-0564
www.workersdefense.org

Fuerza del Valle
(956) 283-5650
www.fuerzadelvalle.org

Florida Miami Worker Center
8330 Biscayne Blvd, Miami, FL 33138
(305) 759-8717
www.miamiworkerscenter.org

South Florida IWJ
13727 SW 152 St. PMB 256, Miami, FL  33177
(786) 264-1708
www.sfiwj.org

Puerto Rico Taller Salud
(787) 876-3440
www.tallersalud.org

 

Recursos adicionales


Notice: Undefined variable: flex in /home/forge/stage.nelp.org/releases/20190312144101/wp-content/themes/nelp/src/views/text/standard-flex-text.php on line 53
Back to Top of Page